Una nueva guía para que la curiosidad de nuestro hijo no acabe en un accidente

Los niños, por propia definición, son pequeños exploradores, que muchas veces guiados por su curiosidad acaban provocando situaciones de riesgo que pueden terminar en accidentes. Toda precaución es poca cuando se trata de niños, por ello la Escuela del Agua aplaude la iniciativa tomada por la compañía Meridiano Seguros y el Grupo IHP –anteriormente Instituto Hispalense de Pediatría–, que acaban de presentar una guía práctica para que la curiosidad del niño no acabe en un accidente que llega bajo el nombre de: «Mamá, papá, ¿puedo coger eso?».

El manual está avalado por el trabajo de una profesional contrastada, como es el caso de Pilar Camacho, que actualmente desempeña el cargo de coordinadora de urgencia pediátricas en el hospital Quirónsalud Sagrado Corazón. Camacho ha plasmado en esta guía muchos años de experiencia y el conocimiento de todo tipo de situaciones de riesgo, para proporcionar a los padres una herramienta útil que sirva para evitar esos temidos accidente.

Las estadísticas indican que los accidentes, entre ellos los que se producen en el hogar, son la primera causa de muerte en la infancia dentro de la Unión Europea, hasta el punto de que en España cada año, 8,1 niños de cada 100.000 fallecen por culpa de estos accidentes, que son casi siempre evitables poniendo en marcha mecanismos de prevención.

La guía, trata de una manera amena y práctica, de dar consejos a los padres para que pongan los medios adecuados para eliminar al máximo los riesgos de accidentes, dirigida tanto a los niños en su periodo más temprano como para los mayores de seis años. Al mismo tiempo da recomendaciones para que convirtamos nuestro hogar en un lugar más seguro para los niños, ofreciendo consejos prácticos dirigidos a cada una de las estancias. El trabajo no solo se queda en los peligros del hogar, ya que también analiza situaciones que se pueden dar en otros entornos como castillos hinchables, parques infantiles o lugares habituales de juego.

En la Escuela del Agua, un centro dedicado a la iniciación y enseñanza de actividades acuáticas y la natación, llevamos más de cuatro décadas formando a pequeños exploradores, y convirtiendo la curiosidad de los niños en algo positivo a través de numerosos mecanismos de prevención y seguridad, siendo al mismo tiempo un importante apoyo para los padres. La sociedad tiene todavía mucho que aprender en esta dirección, por lo que trabajos como el que ha llevado a cabo la doctora Pilar Camacho -con más de 42 años de experiencia en las Urgencias infantiles-, son fundamentales para construir un entorno más seguro y siempre serán apoyados por la Escuela del Agua.

To Top