La Escuela del Agua se une al mensaje: «El socorrista no es el ‘baby-sitter’ de tu hijo»

La seguridad en las piscinas y en la playas está directamente relacionada con la responsabilidad de los adultos, que deben estar siempre pendientes de sus hijos mientras están disfrutando de los baños veraniegos. La Escuela del Agua, un centro de iniciación, perfeccionamiento y enseñanza de la natación y las actividades acuáticas, se ha unido al mensaje lanzado por la Real Federación Española de Socorrismo y Salvamento, con el eslogan: «El socorrista no es el ‘baby-sitter’ de tu hijo».

Todos los expertos coinciden a la hora de asegurar que la responsabilidad de un niño en la piscina es siempre del adulto que esté al cargo en ese momento, no del socorrista. «Ni en una piscina, ni en un embalse, ni en ningún sitio donde haya dos palmos de agua como una fuente: para vigilar a un menor están los padres y nunca el responsable puede ser otro menor», ha explicado la presidenta de la Real Federación Española de Socorrismo y Salvamento.

Lo ha dicho de una manera muy clara Carlos Porro, de la Federación Madrileña y Española de Salvamento y Socorrismo: «nunca podemos considerar que el socorrista es el “baby-sitter” de los niños, cuidar de niños solos y abandonados no es en absoluto nuestra función; sí lo es vigilar y velar por la seguridad y el salvamento de todos los bañistas».

Por eso la Escuela del Agua, en esta época del año en la que son frecuentes las visitas a las playas y a las piscinas, quiere contribuir también en la difusión de este mensaje, fundamental para ganar en seguridad y que las tardes de baño se conviertan en tardes de disfrute, reduciendo el riesgo de accidentes. Siempre deben ser los padres o familiares los que vigilen atentamente el baño de los menores, ya que una distracción de solo medio minuto puede producir una desgracia, los socorristas están para prevenir y actuar en los casos necesarios, no para cuidar a los niños como si fuera un «canguro».

En la Escuela del Agua nos preocupamos por la seguridad de tu hijo.

To Top