La Escuela del Agua colabora de nuevo con el proyecto «Agua», que impulsa la ONG Proem-Aid

La Escuela del Agua es un centro de iniciación y perfeccionamiento a la natación y a las actividades acuáticas que siempre ha tratado de poner su granito de arena en todo tipo de causas solidarias y sociales. Así, al igual que ocurría en el año 2018, a lo largo de este verano, la Escuela del Agua se ha vuelto a volcar con el proyecto «Agua», una preciosa iniciativa que pone en marcha la ONG Proem-Aid.
En concreto se trata de una iniciativa que se vuelca sobre el colectivo de refugiados que subsiste en condiciones muy precarias en los campos que existen en lugares como la isla griega de Lesbos. Allí se sitúan los voluntarios de Proem-Aid, con el objetivo de que los refugiados que viven en estos campos salgan por momentos de su complicado día a día y que al mismo tiempo olviden sus experiencias traumáticas relacionadas con el agua, reciban clases y la formación necesaria para desenvolverse en el medio acuático.
Nuestro querido Jacobo Díaz-Jargüin, se ha volcado un año más con este proyecto, viajando a lo largo del mes de agosto a tierras griegas para colaborar como coordinador de este proyecto, poniendo al servicio de la ONG su experiencia como integrante de la Escuela del Agua, un centro pionero en la enseñanza de la natación a personas de todos los niveles y edades. «La gente con la que hemos trabajado y enseñado a nadar, ha progresado muchísimo y lo que es más importante, han disfrutado mucho en el agua. Las vivencias en este viaje han sido muy intensas», ha explicado el propio Jacobo.
La mayoría de las personas que forman parte de este proyecto han tenido en sus vidas una experiencia muy complicada vinculada con el agua, ya que para tratar de escapar de la difícil realidad de sus países de origen, tomaron la decisión de subir a precarias embarcaciones -en muchos casos con un número de tripulantes superior al que pueden soportar-, con temporales en el mar y en unas condiciones muy duras. Un proyecto dirigido a las personas más débiles de la sociedad y en el que la Escuela del Agua está encantada de colaborar.
La Escuela del Agua quiere felicitar a organismos como Proem-Aid, que siguen trabajando cada día para que el mundo sea un lugar un poco más humano y justo para vivir, y ha sido un placer para nosotros que Jacobo Díaz Jargüin sea un año más una importante pieza en este proyecto.

To Top