Este verano «quiérete mucho» con la Escuela del Agua y Cruz Roja

La llegada del verano provoca sin lugar a dudas el comienzo de la temporada alta de las piscinas, playas y pantanos, que se llenan de miles de personas para disfrutar de los baños. La Escuela del Agua, un centro de enseñanza de iniciación y perfeccionamiento de las actividades acuáticas y la natación, quiere sumarse a la campaña de seguridad emprendida por Cruz Roja, que bajo el nombre de «Quiérete Mucho», trata de ofrecer importantes consejos a los padres y tutores.

Desde la Escuela del Agua llevamos más de cuatro décadas preocupados por la seguridad en el medio acuático, ofreciendo a los más pequeños las herramientas básicas para que sepan desenvolverse en el agua y haciendo conscientes a los padres de que toda preocupación y vigilancia es poca. Por eso, aplaudimos la iniciativa de Cruz Roja, en un campo como la prevención en el que es necesario seguir avanzando entre todos.
Por eso, de la mano de Cruz Roja, la Escuela del Agua quiere divulgar una serie de normas y recomendaciones básicas, a modo de decálogo de seguridad, para este verano, normas muy sencillas, pero que si las seguimos al pie de la letra, pueden servir para evitar desgraciados accidentes:

1. Báñate siempre en aguas habilitadas para ello. Los peligros que conlleva el baño se multiplican en caso de que no haya vigilancia y las aguas no estén controladas.
2. No entres en el agua de manera brusca. Hay que entrar poco a poco, mojando siempre primero las articulaciones y el cuello para evitar posibles desvanecimientos. Evita siempre bañarte mientras estés haciendo la digestión.
3. Sal del agua si sientes algún síntoma extraño. En caso de malestar, mareo o frío repentino, hay que salir del agua lo más rápido posible.
4. Sigue siempre las indicaciones de los socorristas. Es fundamental respetar las normas de los profesionales que están vigilando playas y piscinas.
5. Nunca te tires de cabeza en lugares desconocidos. Cada año cientos de personas sufren lesiones medulares al llevar a cabo esta peligrosa práctica, sé prudente, no lo hagas nunca y trata de evitar que lo hagan otras personas.
6. No pierdas de vista a los niños y vigila sus baños. Nunca dejes a un niño solo en el agua o cerca de ella.
7. Cuidado con las zonas mojadas y los bordes de las piscinas. Son zonas especialmente resbaladizas y peligrosas, hay que evitar que los niños jueguen y corran por ellas, pueden sufrir graves accidentes.
8. Si presencias un accidente, pide ayuda. Cuando presencies algún accidente en el agua, lánzale algo que flote y pide ayuda, porque una persona en situación de ahogarse puede también arrastrarte a ti.

To Top